CEU Universities, a la cabeza en la internacionalización y digitalización de la Universidad
2 noviembre, 2022
Veterinaria CEU, pionera en Europa incorporar la asignatura «One Health» al plan de estudios
9 noviembre, 2022

6 principios para un enfoque ético de la inteligencia artificial

La inteligencia artificial (IA) desempeña un papel muy importante en la vida de miles de millones de personas. Puede brindar apoyo en campos como la educación, la sanidad o la investigación, así como en el ámbito laboral. Ahora bien, junto con sus múltiples ventajas, estas tecnologías también generan riesgos y desafíos, derivados del uso malicioso de la tecnología o la profundización de las desigualdades y divisiones, por ejemplo.

En 2020, en Roma, se dio la firma de «The Call for AI Ethics«, una red internacional de instituciones de educación superior que comparten mejores prácticas, herramientas y contenido educativo y se reúnen regularmente para implementar actualizaciones, discutir ideas innovadoras y democratizar las soluciones en la ética de la Inteligencia Artificial (IA).

La Universidad CEU San Pablo se ha adherido a esta iniciativa impulsada por la Academia Pontificia para la Vida, IBM, Microsoft, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Ministerio Italiano de Innovación, para promover un enfoque ético de la IA, que respete la dignidad de todos los seres humanos. Para ello, comprende seis principios básicos: transparencia, inclusión, responsabilidad, imparcialidad, confiabilidad, seguridad y privacidad.

En línea con este compromiso, IBM está ayudando a la Academia Pontificia de la Vida a ampliar el llamamiento a instituciones de educación superior, para crear una red de universidades que quieran compartir sus formas de hacer operativos estos principios, en educación e investigación.

Por ello, la compañía tecnológica ha celebrado un encuentro universitario global en el IBM-Notre Dame Tech Ethics Lab de la Universidad de Notre-Dame (Indiana, Estados Unidos), con el objetivo de que las universidades que así lo deseen puedan tener la oportunidad de conectar con otras universidades y construir y utilizar tecnología centrada en el ser humano de manera que sea inclusiva y sostenible.

El objetivo de esta iniciativa no solo es garantizar que nadie quede excluido de los avances tecnológicos, sino también expandir aquellas áreas de libertad que podrían verse amenazadas por el condicionamiento algorítmico.