Emprendimiento social en el CEU: formando para la innovación, transformación y el progreso
4 enero, 2021
¿Cómo tomar la decisión de estudiar un posgrado en España?
11 enero, 2021

¿Cómo será el liderazgo del futuro?

¿Cómo serán los líderes del futuro? ¿Cómo será el estilo de liderazgo que viene, tras los cambios sin precedentes a los que nos enfrentamos con la crisis de la COVID-19? ¿Cómo afectará la disrupción digital, la automatización y un uso general de la inteligencia artificial y el big data? La capacidad de gestionar y adaptarse a los vertiginosos cambios e innovaciones es ya fundamental, pero será aún más imprescindible para los líderes del futuro. Nos espera una nueva era que necesitará líderes diferentes, dispuestos a dirigir el cambio, y que ya estamos formando en las Universidades CEU. Para ser verdaderos agentes del cambio, necesitarán contar con amplias competencias y habilidades, como estas:

Trabajo en equipo: la diversidad como fortaleza

Los líderes del futuro sabrán trabajar en red y enseñarles a los demás cómo hacerlo. Se manejarán con soltura en equipos diversos en todos los aspectos. De forma colaborativa, serán capaces de guiar al grupo en la construcción de proyectos que alineen con coherencia los valores de los integrantes con la misión de las empresas. Serán los responsables de crear estrategias, supervisar a sus equipos y animarles a desarrollarse en el marco de la consecución de objetivos.

Colaboración en remoto: un equipo empoderado

El liderazgo del futuro exige firmeza y una capacidad de gestión que esté presente aún a distancia. La crisis sanitaria nos ha dejado claro que hay otras maneras de trabajar, y que funcionan. La no presencia física exigirá a los nuevos líderes otras maneras de comunicarse de forma eficiente y sólida con su equipo, un equipo integrado por expertos valiosos en los que se pueda delegar la toma de decisiones que exijan rapidez.

Empatía: las personas en el centro

El nuevo líder deberá estar al servicio de los demás y orientarse a empoderarlos, a potenciar sus capacidades. Todo, con una actitud humilde. La consciencia de sus propias limitaciones y de su vulnerabilidad le ayudará a apoyarse en su equipo de expertos para, entre todos, alcanzar el éxito. Además, los líderes deberán ser auténticos referentes y mentores que acompañen a los miembros de su equipo en un crecimiento continuo. Serán también conscientes del impacto de sus decisiones en las demás personas, algo que tendrán siempre en cuenta a la hora de elegir.

Motivación: transmitir entusiasmo al equipo

Contagiar la ilusión y hacerse cargo de la incertidumbre, para que no afecte al desempeño de los colaboradores será otra de las tareas del nuevo líder. Transmitir esperanza en el futuro y entusiasmo mejorará la productividad y el sentimiento de pertenencia del grupo.

Amplios conocimientos digitales, capacidad de gestionar las propias emociones, de resolver problemas y de tomar decisiones… Las soft skills serán claves en la conformación de ese líder del futuro, una persona responsable de sus acciones, capaz de relacionarse con los demás de una forma igualitaria, y con el medio ambiente siempre en el punto de mira. Personas realmente comprometidas con la construcción de un mundo mejor. Las Universidades CEU trabajamos en la formación de esos profesionales capaces de enfrentarse a los desafíos que vienen y a aprovechar las oportunidades que vendrán aparejadas.