La CEU USP y la CEU UCH, entre las 20 mejores universidades de España
La CEU USP y la CEU UCH, entre las 20 mejores universidades de España
24 mayo, 2021
CEU Digital Tecnologías, premiado con el European Digital Mindset Award
1 junio, 2021

¿Es la educación una herramienta de recuperación en América Latina?

La pobreza extrema en América Latina alcanzará los mayores niveles en los últimos 20 años por la crisis causada por la pandemia. En 12 meses, desaparecieron 26 millones de empleos en la Región…  ¿Puede ser la educación una herramienta de recuperación en América Latina y el Caribe?

Responder a esta pregunta ha sido el objetivo del Foro CEU Universities Las Américas organizado por CEU Universities, Fundación PVBLIC, Alianza de Impacto Latino, Ismael Cala Foundation, Foro de Presidentes y Maca Consultores.

Los retos de la educación en América Latina

Este espacio de reflexión ha comenzado analizando los retos de la educación en América Latina después de este año de pandemia: ¿La adaptación a las nuevas tendencias de aprendizaje? ¿Incorporar dinámicas de trabajo remoto? o ¿la formación de líderes para afrontar la situación de la región?

Han participado en el panel, los ponentes: Ismael Cala, presidente de Ismael Cala Foundation, José María Del Corral, director mundial de Scholas Ocurrentes, Mercedes Mateo, jefe de la División de Educación del Banco Interamericano de Desarrollo y Rosa Visedo, rectora de la Universidad CEU San Pablo.

Según ha explicado Mercedes Mateo, a pesar del impacto negativo de la pandemia, la matriculación en Educación Superior en América Latina es mayor que nunca, “y esto es una muy buena noticia”. También ha crecido el acceso de los perfiles más bajos y el de las mujeres, sin embargo -se lamenta- “seguimos muy por debajo de otros países de la OCDE”.

Ha destacado también el crecimiento de la formación online, y cómo la educación técnico vocacional representa el 35% de la matrícula de algunos países, aunque sigue existiendo un sesgo cultural a favor de la formación universitaria frente a la técnico vocacional.

Nuevas fórmulas para una mayor empleabilidad

En opinión de Rosa Visedo, para que la educación sea realmente una herramienta de recuperación en los próximos años, es importante actuar en tres líneas: En primer lugar, estrechar más la relación Universidad/Empresa, “si queremos ajustar la demanda de las empresas con los egresados que salen de las universidades”. En segundo, mejorar la internacionalización, “puesto que contribuye a generar jóvenes más multiculturales y adaptados a un mundo que cada vez es más global”. En tercer lugar, insistir en la renovación metodológica. “Debemos repensar nuestra forma de enseñar para adecuarla a las nuevas formas de aprendizaje de nuestros estudiantes”, ha señalado.

Según la rectora de la Universidad CEU San Pablo, también es importante el refuerzo de las “competencias del sentido”, “esas habilidades que permiten a nuestros estudiantes tener pensamiento crítico, valores… y que están relacionadas con una formación humanística sólida”. Y, por último, incorporar en los currículos la perspectiva del bien común. “En el sentido de que las soluciones que aporten nuestros estudiantes contribuyan a mejorar la sociedad.

Innovación CEU para los nuevos retos

¿Cómo ha trabajado el CEU durante este año para garantizar que sus estudiantes estén preparados para afrontar los retos actuales?: A través de una triple innovación: transformación tecnológica, adaptación de las metodologías a las nuevas formas de aprendizaje y la innovación en su oferta académica. Con nuevos programas que formen en los nuevos perfiles que demandan hoy las empresas e incorporando las competencias de una manera transversal en todos los programas, incluso en los más tradicionales.

La pandemia ha acelerado la transformación digital que ya se había iniciado en CEU. En un primer momento, facilitó el paso de un modelo presencial a otro virtual, y posteriormente a un modelo híbrido, de doble presencial, con una parte de los estudiantes en el aula y otra en su casa, participando igualmente en clase gracias a los sistemas informáticos.

Por su parte, Ismael Cala ha querido subrayar la importancia de formar a los jóvenes no solo académicamente sino también en «habilidades blandas» para ayudarles también a ser mejor personas.

Uno de cada dos jóvenes no termina la Secundaria

¿Qué hay que hacer ahora?

¿Qué corresponde hacer ahora? Según Mercedes Mateo, para corregir lo que pasa en la Educación Superior hay que solucionar lo que ocurre en las etapas previas. “La Región tiene un problema de abandono escolar; uno de cada dos jóvenes no termina la Secundaria, y solo el 10% de los estudiantes de bajos ingresos acceden a programas de Educación Superior”.

La buena práctica para Scholas Ocurrentes fue “plantar un olivo con estudiantes de escuelas públicas y privadas”, ha explicado José María Del Corral. “Queríamos sacar tierra; generar un espacio juntando chicos para crear una propuesta educativa. Pedían una educación integradora que tuviera que ver con sus vidas; una educación que venga de abajo para arriba porque solo así es capaz de crear cultura”. “Necesitamos un Mundo sin paredes, por ello, la conectividad es como el agua”.

 

¿Qué quieres estudiar?
Español