Éxito de la Innovation Week
17 marzo, 2022
Nuevo máster en Derecho de Familia y Sucesiones
24 marzo, 2022

Investigando un crimen desde la Universidad

La Facultad de Derecho de la Universidad CEU San Pablo, en Madrid, cuenta desde hace unos meses con un laboratorio de criminalística pionero en España de estas características. En él se pueden aprender e investigar las tres principales ramas de la criminalística clásica: balística forense, lofoscopia y grafística documentoscopia.

A los más modernos materiales técnicos, similares a los empleados en los laboratorios oficiales de Criminalística y Policía Científica, se añade un profesorado de reconocido prestigio y experiencia, tanto nacional como internacional. Estos ingredientes facilitan una formación única para los estudiantes del Grado en Criminología.

Determinar el tipo de arma, la intención de disparar y la posible accidentalidad del disparo de un arma con mecanismo de seguridad, son algunas de las habilidades que van a conocer los estudiantes. Como indica el profesor Adolfo Busta, «las herramientas de trabajo, el microscopio necesario, las bases de datos y la bibliografía, junto con la experiencia de los profesores, hacen que los alumnos puedan trabajar en una situación delictiva normal, de tal manera que tenemos los mismos procedimientos de trabajo y las herramientas necesarias para cumplir precisamente esa función del especialista, en este caso, en balística forense».

Mediante clases teórico-prácticas, los alumnos pueden cotejar las huellas de la escena del crimen para identificar al delincuente mediante la lofoscopia, determinar si un billete es verdadero o falso gracias al videoespectro comparador, realizar inspecciones oculares con el maletín forense o comparar escrituras mediante técnicas grafonómicas.

Otra de las áreas que se estudia en el laboratorio es la de grafística docoumentoscopia. En el laboratorio los alumnos estudian los contrastes de seguridad para comprobar la existencia de marcas de agua en los billetes, hologramas, hilos de seguridad o tintas fluorescentes entre otros. Asimismo, mediante un detallado análisis grafonómico es posible determinar la autenticidad o falsedad de una firma o la identificación de un texto manuscrito.

La lofoscopia o cómo se realiza la identificación de personas a través de las huellas dactilares, la aprenden los alumnos realizando reseñas dactiloscópicas y mediante el revelado de huellas. Incluso adquieren conocimientos sobre los procedimientos técnicos-científicos de regeneración dactilar que se aplican a los cadáveres sin identificar, así como los protocolos de actuación para la identificación de víctimas en Grandes Catástrofes. En definitiva, con la formación lofoscópica aprenden el estudio y cotejo de huellas para identificar a una persona con los posibles candidatos.