II Innovation Teams: retos e innovación en un programa que acerca la universidad a la empresa
19 junio, 2019
Simposio de jóvenes investigadores
La Facultad de Farmacia de la CEU USP participa en el VI Simposio de Química Médica para Jóvenes Investigadores
28 junio, 2019

Consejos para redactar el Trabajo de Fin de Grado (TFG) con éxito

Consejos sobre cómo redactar el TFG con éxito

¿Cómo elijo el tema? ¿Cuánto tiempo va a llevarme? ¿Cómo debo mostrar las citas? A la hora de enfrentarse al Trabajo de Fin de Grado (TFG) pueden surgir muchas dudas. Esta etapa universitaria es todo un reto en el que la investigación, la integración de conocimientos y la toma de decisiones son fundamentales. A continuación, dejamos unos cuantos consejos para elaborar el TFG y tener un buen resultado:

Elige el tema que más te motive

Es la mejor manera de superar el miedo a la hoja en blanco y ser capaces de reflejar en unas páginas el conocimiento adquirido a lo largo de los 4 años de estudio. Pero la temática no solo debe estar conectada con nuestros intereses. También debe ser viable y lo más concreta y delimitada posible. Un tema demasiado genérico puede resultar inabarcable y acabar por desbordarnos.

En el TFG se valora el foco, así como la capacidad de convertir ese tema elegido en objetivos de investigación. Formularlos correctamente será clave para orientar el trabajo y avanzar a buen ritmo. Deben ser realistas y medibles, y plantear preguntas que vayan a ser el centro del estudio. No hay que olvidar que estos objetivos deben estar vinculados con la hipótesis planteada, que no es otra cosa que la posible resolución de esas dudas, que a lo largo del trabajo se deberán probar a través de la investigación realizada.

Comunícate con tu tutor de forma fluida

Debes estar en contacto permanente con tu tutor desde el minuto cero. Plantéale el tema para que decida si es viable o no y qué camino alternativo puedes elegir. Deberás aceptar sus críticas y adaptarte con flexibilidad a los cambios. Si no estás de acuerdo en lo que plantea, argumenta y defiende tu idea para convencerle de que sí es viable.

En las Universidades CEU las tutorías tienen una importancia fundamental. Somos conscientes de que el apoyo y el seguimiento son cruciales en esta etapa de la vida académica de nuestro alumnado.

Establece las horas diarias que le vas a dedicar

El TFG no es un trabajo cualquiera, es un proyecto con una duración larga, por lo que exigirá tiempo. Lo mejor es calendarizar y marcar unas horas al día para dedicarle. Ten en cuenta que tendrás que asistir a tutorías y realizar entregas parciales. La planificación y la capacidad de gestionar los propios esfuerzos son esenciales. Manejar la frustración y asumir que habrá momentos más difíciles y con menos motivación también es vital. Así, es buena idea dividir el tiempo en cuatro etapas:

  • Elaboración de la propuesta de investigación: motivos para investigar ese tema, objetivos, metodología…
  • Selección de bibliografía y materiales y su estudio.
  • Desarrollo de la investigación.
  • Redacción del trabajo, sin duda la fase más larga y posiblemente la más dura. Es recomendable dejar tanto la introducción como las conclusiones para el final, cuando ya tengamos una visión de conjunto completa.

Consulta fuentes fiables: visita la biblioteca

Por cómodo que sea, con Google solo no basta. Eso sí, Google Scholar es una buena fuente de literatura científica a tener en cuenta. Los repositorios digitales de las Universidades CEU y de otros centros son una buena fuente de información. No olvides que buscar fuentes y lecturas es básico para establecer el fundamento de la investigación y el marco teórico. Debes elegir una bibliografía especializada, fiable a nivel académico. Las bibliotecas de nuestros centros requerirán más de una visita, además de la consulta de sus catálogos y bases de datos.

Las fuentes deben ser publicaciones recientes, que sean relevantes a nivel geográfico e idiomático. Es importante ir registrando cada lectura para luego facilitar las citas de forma organizada.

Consejos para redactar el TFG con éxito

Cita correctamente

Las citas son muy importantes, pero hay que tener en cuenta que el TFG debe construirse no sobre estas, si no sobre ideas propias. Hay que probar que se han leídos las fuentes citadas y formular nuestra propia visión. Debe ser reflexionada y crítica, y dejar claro que somos capaces de extraer conclusiones, así como de emplear un lenguaje técnico.

Para evitar caer en el plagio es fundamental registrar las lecturas metódicamente. Hay que seguir a rajatabla la norma ISO 690, que nos da la pauta para incluir referencias en trabajos académicos.

El TFG es una excelente ocasión para mostrar no solo los conocimientos adquiridos, también las competencias que hemos desarrollado a lo largo del grado. La defensa final es, además, la ocasión de poner en valor el trabajo realizado, que deberá destacar tanto la investigación como los frutos de esta.

¿Qué quieres estudiar?
Español