La CEU UCH continúa marcando el camino de la internacionalización en la universidad española
21 septiembre, 2022
Los estudiantes eligen CEU por los estudios competitivos y de calidad
28 septiembre, 2022

Nuevos modelos de aprendizaje para la adquisición de competencias

“El objetivo del aprendizaje basado en competencias es contar con ciudadanos competentes en su profesión, que es lo que nos va a permitir adaptarnos a esta sociedad del conocimiento que avanza y cambia rápidamente, y en la que los datos y la información están al alcance de todos con un solo clic, explica en este artículo Rosa García Bellido”, vicedecana de los Grados de Educación de la Universidad CEU Cardenal Herrera.

En su opinión, las universidades deben cambiar de un modelo transmisor del conocimiento a otro diferente, en el que se enseña a los estudiantes a utilizar ese conocimiento o, dicho de otro modo, a adquirir las competencias que precisa la nueva realidad en la que vivimos.

“No se puede formar, y lo aterrizo en una titulación universitaria concreta, a un maestro/a que domina la teoría y luego no sabe cómo enfrentarse a una clase real”, añade. Es necesario ir más allá de la adquisición de conocimientos, se trata de saber aplicarlos, de aprender por competencias”.

Profesionales del futuro 

“El perfil que buscan las empresas es un profesional con gran adaptación al cambio, con una competencia desarrollada de aprender a aprender, con un pensamiento crítico, que sea reflexivo, que esté abierto a la innovación, además de todas las competencias necesarias para el desarrollo de su labor”, continúa la experta.

Y, sin duda, la clave de todas es la capacidad para seguir aprendiendo, la competencia de aprender a aprender, porque en unos años aparecerán nuevas profesiones y habrá que adaptarse a estos cambios. Si sabes cómo acceder al conocimiento y, sobre todo a manejarlo, será más fácil esa adaptación”, subraya Rosa García Bellido.

“El aprendizaje por competencias que promueve Bolonia no debería ser una quimera”, asegura. “Al contrario, este proceso es una muy buena oportunidad para que las universidades rompan con un modelo que se ha quedado obsoleto”.

“Algunas se han tomado muy en serio el trabajo por competencias, porque asumen que esta es la realidad que se debe afrontar y empiezan a notar en las aulas un cambio en los estudiantes que provoca que el profesorado se cuestione nuevas formas de enseñar”, afirma García. “Sin embargo, reconoce la docente, “a muchas universidades les cuesta salir de la zona de confort, y se resisten al cambio del modelo de aprendizaje”.

No obstante, optar por el aprendizaje por competencias no implica renunciar a las clases magistrales, aclara García: “Claro que son necesarias, pero también lo es una parte más práctica en la que los estudiantes entiendan para qué sirven esos conocimientos y, sobre todo, aprendan a aplicarlos en un escenario profesional”.

¿Cómo iniciar el cambio? 

Una vez decidido este cambio necesario, afirma Rosa García Bellido, “podemos optar por diferentes metodologías que pueden ayudarnos al desarrollo de competencias de nuestros estudiantes”.

“Lógicamente, hay que implementar de modo sistematizado, en todas las asignaturas, el aprendizaje basado en competencias, pero también el aprendizaje cooperativo y el aprendizaje basado en problemas, en proyectos o en retos”, continúa la docente. “Todos ellos son métodos que promueven que el estudiante active sus conocimientos y busque nuevas estrategias para lograr su meta. Por otro lado, implican muchos aprendizajes a la vez, tanto de forma individual como cooperativa”, continúa la docente.

Además, también es importante la forma de evaluar. Las evaluaciones de competencias son aquellas que se aproximan más a la realidad profesional, porque ofrecen escenarios propios de la profesión

Programa de Formación en Competencias Transformadoras del CEU

Las Universidades CEU refuerzan este modo sistematizado con el Programa de Formación en Competencias Transformadoras. En los módulos de esta formación, complementaria a algunos de los másteres de CEU, el futuro profesional trabaja conceptos como el autoconocimiento, el trabajo en equipo, la comunicación, el emprendimiento, la persuasión, la capacidad para innovar o la solidaridad dentro del colectivo.