La Universidad CEU San Pablo participa en la XVIII Semana de la Ciencia y la Innovación
30 octubre, 2018
Policlínica CEU
Una nueva policlínica para formar a los grandes profesionales del futuro
7 noviembre, 2018

Una apuesta por la internacionalización de los futuros arquitectos

La internacionalización está muy presente en los planes formativos de nuestra Universidad. Por ello ofrecemos al alumnado de Arquitectura varios programas con los que pueden realizar parte de sus estudios en universidades extranjeras.

Colaboración con la Universidad de Zhejiang (China)

En este sentido, desde hace ya diez años se desarrolla uno de los proyectos más relevantes. A través de él, colabora la Escuela Politécnica Superior con la Universidad de Zhejiang. Ya son más de 500 los estudiantes del Grado en Arquitectura que han formado parte de distintos proyectos con este centro chino. Entre los más destacados se encuentran los siguientes:

  • El diseño de uno de los complejos urbanos de la nueva ciudad Este de Hangzhou.
  • La implantación de un nuevo programa de actividad económica. Está vinculado a la innovación empresarial y a los usos comerciales en Madrid Río.
  • El diseño del museo para el Club Xiling, que se dedica a los sellos de piedra, en el parque de humedales Xixi de Hangzhou.
  • La revitalización del pueblo de Denggao a través de nuevos programas para atraer turistas y nuevos residentes.

El proyecto del templo Lingyng

Además, en el curso 2017/2018 los estudiantes del Grado en Arquitectura de ambos centros han trabajado en la ampliación de la academia budista del templo Lingyng, en la ciudad de Hangzhou. El objetivo es que dos grupos de alumnos de distintas nacionalidades y culturas trabajen de forma colaborativa sobre un mismo proyecto. Así, se han podido comparar las formas de trabajar de cada país, según el modelo arquitectónico propio. Esta experiencia internacional tan enriquecedora sirve también para el proyecto de fin de carrera del alumnado.

Eduardo de la Peña, secretario del Departamento de Arquitectura y Diseño de la Escuela y coordinador de este proyecto, señala:

Este año se ha trabajado en la ampliación de la academia budista de Hangzhou, a petición de la Universidad china. La elección de cada ejercicio se hace conforme a criterios de oportunidad, si bien siempre buscando provocar el intercambio cultural, expresando cuestiones propias de cada país y fomentando el debate sobre temas de actualidad globalizada.

El proyecto se ha realizado en dos fases:

  1. Los estudiantes chinos han viajado a Madrid para compartir con sus compañeros españoles los distintos modelos arquitectónicos. En este encuentro ya comenzaron a trabajar.
  2. Los estudiantes españoles se han desplazado a China para terminar el proyecto y debatir los resultados. Allí, se han presentado los trabajos finales en exposiciones que alentasen el debate y el enriquecimiento mutuo.

Una experiencia única de colaboración y aprendizaje

Para Liu Ce, alumno chino, el proyecto es muy útil para fomentar la comunicación entre estudiantes españoles y chinos. Destaca que “se puede aprender mucho, tanto del modo de trabajo como de las preocupaciones de los diferentes países”.

Por su parte, la española Irene Coca percibe el proyecto como todo un desafío. “No conocemos en profundidad su cultura, religión o costumbres, por lo que hay que estar muy atento a los detalles y tomar muchas referencias”, opina. Ve claro que esta experiencia le servirá para ampliar sus horizontes laborales. Además, le permitirá cumplir uno de sus deseos, que es iniciar su carrera profesional en el extranjero.

Ding Yi, otro de los alumnos participantes en el intercambio, cree con firmeza que este proyecto le ayudará en su carrera profesional. “Pienso que me servirá especialmente en la generación de conceptos y en cómo profundizar en un esquema y pensar en la arquitectura de forma lógica para poder entender realmente la influencia del Budismo en la cultura arquitectónica”, apunta. En esta línea, Carlos González cree que las diferencias entre la arquitectura tradicional de los templos y la arquitectura moderna a través de la tecnología son muy enriquecedoras. Señala que “esto va a conseguir una arquitectura intermedia en un futuro que será muy interesante”.

En palabras del coordinador del proyecto, Carlos González:

La Universidad de Zhejiang y su Escuela de Arquitectura están entre las 5 primeras del ranking oficial del país y es, además, una de las instituciones más prestigiosas y antiguas de educación superior en China, lo que enriquece aún más la calidad educativa y formativa de los jóvenes.

La internacionalización como elemento enriquecedor

Una vez presentado el proyecto, todos los participantes afirman que la aportación de ambas culturas ha sido fundamental. La alumna Wang Qiaowei observa diferencias entre unos y otros. Los estudiantes chinos dan más peso a la religión y a cómo aplicar los elementos budistas en la arquitectura. Por su parte, los alumnos españoles se centran más en los detalles y el uso actual. También ha destacado “el dibujo a mano alzada de los estudiantes españoles es realmente fantástico”.

 

¿Qué quieres estudiar?
Español