Cooperación al desarrollo: cómo convertir tu vocación en tu profesión
24 noviembre, 2020
Las Universidades CEU, centros educativos con historia y prestigio
1 diciembre, 2020

El aprendizaje práctico, clave para formar a los mejores profesionales y favorecer la competitividad de las empresas

La enseñanza práctica cada vez tiene más peso en los entornos académicos. Adquirir conocimientos teóricos es fundamental, pero contar con habilidades prácticas es clave para la empleabilidad. Así, las Universidades CEU ponen el aprendizaje práctico en el punto de mira, para potenciar el desarrollo personal y académico de su alumnado y para mejorar su desempeño profesional futuro.

Las prácticas en empresas suponen todo un inicio en la vida profesional, una oportunidad de aprendizaje y adquisición de experiencia a todos los niveles, que enriquece el currículum y que es parte obligada de las titulaciones superiores. Pero el aprendizaje práctico debe estar también presente en las aulas desde el primer día, a través de metodologías innovadoras y un equipo docente crítico y dinámico.

La empleabilidad, el gran objetivo

No hay duda de que con las experiencias más prácticas se revaloriza lo aprendido en las aulas. Así, las prácticas en empresas tienen como objetivo esencial mejorar la formación que nuestros estudiantes han logrado ya durante su formación en la Universidad, ajustando al máximo sus competencias, habilidades, aptitudes y actitudes a la demanda del mercado laboral, estableciendo además contactos valiosos para el futuro.

Las prácticas permiten, además, conocer la realidad profesional y el funcionamiento interno de las empresas, así como los perfiles más buscados, los sectores con más movimiento, etc. También resultan muy útiles para enfocar mejor la propia orientación profesional y vocacional.

Promoción y desarrollo profesional

Las Universidades CEU son fuente de jóvenes profesionales orientados a resultados, acostumbrados a manejarse en entornos internacionales, a innovar y a emprender sus propios proyectos. Se convierten así en valiosos agentes de cambio para las propias empresas. Suman en su competitividad y resultan imprescindibles para la transformación de los perfiles profesionales, así como para la adaptación de las organizaciones a las exigencias del mercado y a los cambios complejos del sector.

En esta línea, las Universidades CEU se convierte en aliadas del tejido productivo, participando del desarrollo económico y social al aportar las élites que influirán de forma decisiva en el cambio de la sociedad.

Saber pensar, saber hacer

En los objetivos de los centros universitarios del CEU, integrados en el primer grupo educativo privado español, se encuentra el aportar una experiencia formativa diferente. En esa línea, se trabaja para mejorar continuamente el nivel académico y científico de las Universidades CEU, fomentando el aprendizaje dentro y fuera de las aulas.

El concepto de aprender haciendo o learning by doing está muy presente en las Universidades CEU. Así, la oferta formativa incluye las prácticas obligatorias y otras voluntarias. Aulas de informática, centro audiovisual, platós de televisión, hospital veterinario, policlínica universitaria, salas de simulación, clínica odontológica, aula de práctica farmacéutica, estudios de grabación, una sala para analizar la actualidad bursátil a tiempo real… Todas las vocaciones están contempladas para que los estudiantes CEU puedan poner en práctica, desde el primer día, aquello que aprenden en el aula. Además, los múltiples convenios con las principales empresas favorecen esa toma de contacto tan valiosa con el mundo profesional.