La Universidad CEU San Pablo celebra el Foro de Empleo con la participación de más de 80 empresas
17 noviembre, 2022
De las Soft a las Human Skills
28 noviembre, 2022

Claves para gestionar mejor el tiempo de estudio

Ahora que se acerca la temida época de exámenes, Juana María Sánchez Aniorte, del Servicio de Orientación Universitaria del CEU de Elche, nos ofrece 7 consejos  para mejorar el rendimiento de los universitarios.

Lo primero que debe tener en cuenta un estudiante, advierte Juana, es que debe ser realista. “Una planificación debe ajustarse a tu disponibilidad. Ser realista con tu planificación implica tener en cuenta varios aspectos. Cada día tenemos un nivel de energía diferente”. Por eso es fundamental que el alumno, la alumna conozca su rendimiento y productividad diaria y los adapte a sus necesidades reales. “Además, debe tener presente los imprevistos y asignar un tiempo para poder resolverlos”.

En segundo lugar, la gestión del tiempo debe pasar por establecer objetivos semanales y mensuales. Es clave dedicar media hora a organizar la semana. “Siéntate un tiempo a la semana frente a tu calendario mensual, tu planificador semanal o agenda y establece tus objetivos mensuales y semanales. Teniendo en cuenta que estos deben ser: Específicos, Medibles, Alcanzables, Realistas, y Temporales”.

Priorizar y descansar

Como tercera clave, Juana recomienda distribuir las tareas según su dificultad. En ese sentido conviene priorizar las tareas “y distribúyelas teniendo en cuenta los siguientes factores: Fecha de entrega trabajo/examen, Prioridad según importancia, Energía personal y Tiempo disponible”. Para ello se puede aplicar la Matriz Eisenhower: IMPORTANTE-URGENTE. Y sugiere seguir un esquema que aporta buenos resultados. Lo primero hacer ya lo urgente e importante. “Debes priorizarlas y hacerlas cuanto antes”. A continuación, decidir lo importante pero no urgente. “Busca un momento disponible en tu agenda/horario para ponerte con estas tareas”. Seguidamente, delegar lo urgente pero no importante. “Busca quién podría ayudarte con estas cosas o hacerlas por ti, o prográmalas para después de haber terminado las de los 2 cuadrantes anteriores”. Por último, eliminar lo no urgente y no importante. “No necesitas hacerlas, por lo que puedes eliminarlas”.

Como cuarto consejo para gestionar el tiempo, esta experta es partidaria de hacer descansos para aprovechar mejor el tiempo. “Es importante tomar descansos mientras estudias. Un descanso entre sesiones de estudio puede mejorar tu capacidad de concentración y aumentar tu productividad y creatividad al mismo tiempo.

Planificar y no distraerse

En quinto lugar, es recomendable evitar distractores que nos roban mucho tiempo, asegura Juana. Por ello, conviene identificar tanto los distractores internos, como los externos. Entre los primeros, pensamientos, conflictos, preocupaciones o problemas personales que nos impiden concentrarnos a la hora de estudiar. “Identifícalos, escríbelos en una hoja e intenta dejarlos a un lado durante la sesión manteniéndote activo/a y focalizando la atención en la tarea. También son barreras o bloqueos que tenemos ante determinadas asignaturas”. En cuanto a los factores externos, Juana propone evita el exceso de información y establecer filtros en la información que recibe el alumno. “Deja a un lado las redes sociales durante el estudio. Evita consultar el móvil durante el estudio. Tampoco páginas de internet que te pueden robar tiempo de estudio y desviar tu concentración. Se asertivo y di No. Establece tus prioridades”, recalca.

El siguiente consejo que mejora la productividad de los estudiantes es establecer un horario de estudio. Para ello, desde el SOUAD, recomiendan planificar la sesión de estudio, atendiendo a varias cuestiones. “Pregúntate: ¿Qué tengo que hacer hoy? Establece por escrito los temas que vas a estudiar. Divide las horas y establece descansos regulares. Focaliza la atención en una sola tarea, y estudia en pequeñas dosis. Asimismo, combina asignaturas en cada sesión”.

Por último, los expertos consideran que para mejorar la gestión del tiempo es deseable planificar e incorporar pequeños repasos en todas las sesiones de los temas estudiados. “En primer lugar, estudia de forma espaciada. Aprendiendo los temas en varias sesiones, y no de tirón. En segundo lugar, alterna las materias. Y, por último, planifica tus repasos. Para estudiar es fundamental tener una buena planificación y para repasar ¡también!”.